Mitos de Cthulhu, de H. P. Lovecraft

Cubierta MITOS DE CTHULHU

Los relatos más turbadores del ciclo de los Mitos de Cthulhu de Lovecraft, «el príncipe oscuro y barroco de la historia del horror del siglo xx», en palabras de Stephen King.

¿Y si la humanidad fuese una mota insignificante en la vastedad de un cosmos mecánico y materialista, totalmente indiferente hacia ella, y poblado de deidades monstruosas? ¿Y si la capacidad del ser humano para saber si existe un sentido o propósito en la acción de los seres cósmicos fuese equivalente a la de una ameba para entender los motivos del comportamiento humano? ¿Y si todos estuviésemos ya condenados por un destino tan caprichoso como el que condena a un prodigioso hormiguero a desaparecer bajo la suela de un zapato en un parque?

Inquietudes como éstas son las que dieron lugar a los turbadores relatos con los que H. P. Lovecraft renovó el género del terror. Ya no estamos ante un universo de horrores etéreos, sino ante un terror palpable que se materializa en criaturas monstruosas y entes alienígenas, seres primigenios provenientes de las estrellas o de oscuros rincones de la Tierra, y que acechan nuestro mundo desde antes incluso del inicio de los tiempos.

Howard_Phillips_Lovecraft

Howard Phillips Lovecraft nació en Providence, Estados Unidos, el 20 de agosto de 1890, y falleció el 15 de marzo de 1937. Al igual que su obra, la vida de Lovecraft está rodeada de brumas de misterio. Poco hay que destacar en la existencia de este ser gris, acomplejado y lleno de miedos, de vida exterior anodina, hijo de un viajante de vida disoluta y de una madre enfermizamente puritana, que lo sobreprotegió y vampirizó, descargando sobre él todas sus frustraciones.

Lovecraft volcó en la literatura su denso y atormentado mundo interior. El universo que surgió de su interior —enigmático, turbador, terrorífico, repulsivo, onírico y angustioso— es uno de los hitos de la ficción terrorífica y ha ejercido una influencia incalculable sobre sucesivas generaciones de escritores de este género.

H. P. Lovecraft escribió en una ocasión: «Existen mis obras poeanas y mis obras dunsanianas, pero ¿dónde están mis obras lovecraftianas?».

Con esta expresión el autor daba carta de naturaleza a la tradicional organización de su obra en tres categorías: la etapa gótica (1905-1920) o ciclo de historias macabras escritas bajo el magisterio de Edgar Allan Poe, en la que destacan La bestia en la cueva y El intruso. La etapa onírica (1920-1927), o historias del ciclo del sueño, influida por lord Dunsany, con relatos como Los gatos de Ulthar, La llave de Plata o La búsqueda onírica de la desconocida Kadath; y la etapa de los Mitos de Cthulhu (1927-1937), donde se percibe la influencia de Arthur Machen.

En los relatos de esta etapa, tal vez la más propiamente lovecraftiana, el autor da vida a los célebres mitos de su imaginación en torno a los dioses Antiguos, y da cuenta de la amenaza cósmica de las criaturas que se cierne sobre la Tierra. En esta edición se reúnen los tres relatos más notables de este período: La llamada de Cthulhu (1926), El horror de Dunwich (1928) y La sombra sobre Innsmouth (1931).

Compra el libro en nuestra tienda virtual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: