Sentencias y Versos de oro, de Pitágoras

Cubierta SENTENCIAS Y VERSOS DE ORO-1

Todas las perlas de la sabiduría pitagórica reunidas en una edición con las interpretaciones de dos ensayistas: el filólogo, traductor y académico francés André Dacier, y el teósofo español Federico Macé.

Pitágoras fue un gran reformador, en la acepción más amplia y elevada de la palabra; un espíritu vasto y lúcido que intentó establecer un nuevo orden racional y científico en las costumbres generales del vivir, inspirándose en las leyes inmutables de la Naturaleza. Y para realizar este noble ideal practicó múltiples ciencias, procurando descifrar en la armonía de las esferas o en las matemáticas trascendentales, la física, la biología, etc., los arcanos de la Naturaleza, las leyes que rigen el mundo.

La idea principal, la intención que guio siempre a Pitágoras, fue la de dar a la Sociedad Humana fundamentos para vivir conformes a las leyes naturales. Vio en esta alfaguara normativa la base de toda la moral y, por consiguiente, el principio de toda reforma. Él mismo dijo: «Vivir según la Naturaleza es vivir según los dioses».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pitágoras  nació en Samos, hacia el 569 a.C. y falleció en Metaponto, hacia el 475 a. C. Filósofo legendario, de cuya vida poco se sabe, fue además el primer matemático «puro», pues dio un impulso fundamental a la geometría, la aritmética, así como el primer científico que desarrolló las relaciones numéricas aplicadas, por ejemplo, a la teoría de pesos y medidas, a la teoría de la música o a la astronomía. Pero Pitágoras es asimismo el fundador de la Escuela pitagórica, una sociedad religiosa interesada también en medicina, cosmología, filosofía, ética y política, entre otras disciplinas.

«Hacer el bien y decir la verdad» es una de las sentencias que mejor resumen el pensamiento de este pionero entre los sabios, uno de los «grandes inspirados» de la historia de la humanidad.

El conocido laconismo pitagórico, la sabiduría transmitida en sus sentencias, sus símbolos y en unos versos considerados «áureos», por su inapreciable valor, a lo largo de toda la tradición occidental, se enriquecen en esta edición con las introducciones y glosas de dos ensayistas, el filólogo, traductor y académico clásico francés André Dacier, y el teósofo español Federico Macé.

Accede aquí a nuestra tienda virtual

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: